Cuando las citas van mal

Este fin de semana he quedado con dos chicos, con los dos había estado hablando por wasap, y ambos me caían bastante bien. ‘El Capi’ navegaba y era un enamorado de la playa y de mar, no hablábamos mucho pero seguramente porque pasaba de mí, me gustaba más. No era especialmente guapo en las fotos pero era alto y parecía interesante. ‘El jugador de Vóley’, me parecía más guapo en fotos y me caía súper bien, además, era andaluz por lo que parecía que este iba a gustarme.

Total que el jugador de vóley me dijo de quedar el viernes y yo le dije que encantada! Luego El capi también me dijo de quedar el viernes y que el sábado de iría fuera, así que como me gustaba más, cancele al del vóley y quede con el capi.

Quedamos el viernes y como yo sigo a dieta, iba un poco rayada, no podría emborracharme y en caso de que me gustare poder acabar en casa, pero bueno, igualmente me vestí, me puse mona y fui a la cita. Llegue un poco tarde, como siempre, y al llegar él ya había pedido un cubo de 5 cervezas, lo cual me pareció un detallazo, pero había dos problemas: Yo no quería beber y el tío me pareció feísimo en persona! Y que haces en ese momento? Pues yo lo que hago es dejar claro que he quedado luego y que me tengo que ir en una hora. Aun así, esa hora que tengo que estar ahí haciendo el paripé, es un coñazo! Pero es que ni me molesto en ser simpática.. Simplemente le deje hablar y espere a que el tiempo pasara… Esa noche me escribió ¿cómo no?, cumpliendo de esa forma la ley de que cuando no me gustan, les gusto L

Al día siguiente quede con el del vóley, me hizo meterme en pleno centro de Madrid, quedamos en Sol. CASI LO MATO! Pero bueno, me lo planteé como cambiar de aires, cogí la moto y tras esquivar dos manifestaciones, conseguí llegar al punto de encuentro. Nada más llegar, estaba todo lleno de gente , por lo que no lo vi. En lo que esperaba, vi un chico que no me gustó y me dije a mi misma: que no sea ese! Que no sea ese! Pero finalmente, era ese! Así que una vez más, me vi atrapada con un tío que no me gustaba haciendo tiempo y dejándole hablar, encima me había dicho que le debía una cerveza por haberle cambiado la cita de día y en el momento de pagar se quedó tan tranquilo y me dejo pagar las cervezas a mí :@ en serio, ese tío el pobre, si ya no tenía nada que hacer conmigo, lo remató!!!

Mi reflexión tras el fin de semana, es que ambos eran simpáticos, pero ninguno me gustó. Aun así, ambos me escribieron tras la cita. ¿Por qué no me escriben los que me gustan? Creo que me estoy cansando de esto, voy a mantener el contacto con los que tengo en el wasap pero voy a dejar hablar con chicos nuevos del Tinder.

Ojala me vuelva a escribir ‘Mr fucker’!! Porque parece que me está costando encontrar alguno que me guste de nuevo.. Con lo enamoradiza que yo soy y lo abierta que estoy, debe ser que la cosa está realmente mal!

PD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s